Diseño web responsive: ventajas y conversión

Diseño web responsive, ventajas para tu SEO y conversión

También llamado diseño adaptativo o multidispositivo, el diseño web responsive se basa en el ajuste de los contenidos de una página web a los diferentes dispositivos, para que el usuario mantenga una óptima navegación tanto en PC, como en móvil o tablet.

Para poder mantener una apariencia fluida, rápida e intuitiva, los contenidos o layouts se organizan adaptándose a cada tamaño de pantalla, modelo y navegador. Hay distintos grados de responsive, ya que cada día surgen nuevos smarphones, sistemas operativos y versiones de navegación. La adaptación completa a tiempo real es prácticamente imposible, pero si una web se acerca a un diseño 80% responsive, significará que está al día de las novedades tecnológicas, para poderlas trasladar a su site.

Ventajas del diseño web responsive

Google recomienda un diseño responsive, antes que la creación de una versión de web móvil completa, que pueda generar varios contenidos duplicados. Debemos recordar que el contenido duplicado penaliza en los resultados de búsqueda. Si unimos estos dos hechos, el camino responsive parece indiscutible.

El diseño multidispositivo permite mejorar el rendimiento en la velocidad de carga de la página web. Teniendo en cuenta que más de la mitad del tráfico procede de dispositivos móviles, la pérdida de la conversión en ventas o visitas de tu web está íntimamente relacionada con la velocidad de carga. Un 25% de los visitantes de tu web la abandonarán si tarda más de 4 segundos en cargar.

Existen herramientas como Testmysite que te permiten analizar la velocidad de carga en las páginas web. De esta manera, puedes tomar medidas, aligerando peso o mejorando código para optimizar el funcionamiento. Por ejemplo, una forma de mantener una web fluida es incorporar vídeos a través de Youtube, embebiendo el código que esta plataforma genera. Aprovechas los recursos externos para conseguir contenido interesante, sin sobrecargar tu web con material multimedia.

Costes en tiempo más elevados

Una web responsive lleva más tiempo de dedicación, en diseño, en estrategia de conversión (tenemos que convencer desde múltiples pantallas) y por supuesto, en la revisión, en distintos navegadores y dispositivos para comprobar lo que coloquialmente se dice: “que haga bien el responsive”. Los retos son mayores, los resultados y la experiencia del cliente están en constante cambio.

Según el Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (ONTSI) el 77,5% de las pymes mayores de 10 empleados disponen de página web.

Esto quiere decir que si todavía tu empresa no cuenta con un espacio online está dejando ese sitio a la competencia. Otro de los factores de posicionamiento en Google es la antigüedad, por eso existen páginas web sin estrategia SEO OnPage ni diseño adaptativo que todavía se posicionan en los mejores resultados de búsqueda. Si bien, la incorporación de los certificados SSL, la tecnología móvil y los cambios en el contenido, cada vez más multimedia, conseguirán apartar a esas viejas páginas obsoletas, para dar paso a la generación responsive, más propia del incipiente mercado millennial de jóvenes 100% conectados.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*
*