Regresa Emotet, con nueva oleada de correos maliciosos

Ciberseguridad
Nueva oleada de correos maliciosos
Share

El troyano Emotet, un potente virus diseñado para robar datos fiscales, regresa con una nueva oleada de correos maliciosos, cuyo objetivo es el de robar datos fiscales de tu dispositivo.

Cómo actúa el virus Emotet

El virus actúa suplantando la identidad de los contactos de tu confianza, archivados en tu gestor de correo electrónico, independientemente del proveedor de e-mail que tengas y su interfaz de gestión (Gmail, Hotmail, Thunderbird, Outlook webmail… )

Emotet muta en nueva oleada de correos electrónicos

El virus muta cada cierto tiempo

Se trata de un virus muy agresivo, que sigue mutando cada cierto tiempo y que cada vez busca una manera más sofisticada de colarse en tu bandeja de entrada. Su capacidad de mutación, unida a su forma de camuflaje entre contactos de confianza hacen muy difícil su interceptación por parte de los servidores y cortafuegos.

¿Cómo evitamos que nos infecte?

Pero, ¿qué podemos hacer para que Emotet no entre en nuestro sistema y equipo? Lo primero y más importante es aplicar el sentido común a la hora de abrir y gestionar tus propios correos electrónicos. Antes de abrir un adjunto, debemos fijarnos en el tipo de archivo que sea y sobre todo en su remitente. Emotet se envía desde un contacto conocido, pero en el mismo campo del emisor del e-mail aparecerá, junto a nuestro contacto, otra dirección de correo electrónico extraña y evidentemente sospechosa.

Otra fórmula para evitar infectarse tiene que ver con dotar a tu infraestructura tecnológica de medidas de seguridad, como actualizar los antivirus todos los días, elaborar un protocolo de ciberseguridad que, por ejemplo, cree reglas específicas para impedir su entrada. Muchos proveedores están en constante actualización de sus filtros antispam, precisamente para evitar estos problemas.

El archivo adjunto no tiene que ser necesariamente de tipo ejecutable (.exe) sino que puede ser un documento de texto, como en este caso. El problema de ese documento de texto tipo Word (.doc) no está tanto en su apertura, que no supone riesgo alguno para nuestro equipo, sino en hacer clic en Editar edición, puesto que al «habilitar la edición» estamos dando al virus los permisos necesarios para acceder a tu dispositivo y poder capturar todos tus datos fiscales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies