fbpx

10 Tips básicos de seguridad en Internet

Ciberseguridad
Consejos de ciberseguridad
Share
Tiempo de lectura:4minutos

¿Protegemos suficientemente nuestra información? ¿Qué debemos tener en cuenta cuando utilizamos líneas WiFi públicas? ¿Preservamos la seguridad de todos los equipos (televisores, videoconsolas, etc.) que tenemos conectados en casa o en el trabajo? Aunque en informática la seguridad 100% nunca existe, sí podemos adoptar unas medidas sencillas para protegernos de la mayoría de ciberataques. ¡Sigue nuestro Top10!

Con motivo del Día Internacional de la Seguridad en la Información celebrado el 30 de noviembre, hemos elaborado un decálogo de buenos consejos para que puedas proteger tu información y mejorar tu privacidad en los distintos dispositivos conectados a la Red.

10 Consejos de ciberseguridad para el día a día

1. CONTRASEÑAS SEGURAS. Cambiar las contraseñas periódicamente y no utilizar la misma

Las contraseñas deben tener una cierta longitud (más de 8 caracteres) y contener información alfanumérica (dígitos, letras y caracteres especiales). Debe evitarse utilizar información personal (DNI, nombres de amigos, conocidos, familiares, mascotas, etc.) o utilizar patrones muy sencillos (12345).

2. COMPRAS ONLINE. Haz las compras online en comercios electrónicos seguros

Después de consultar siempre referencias de otros usuarios, a través de sus reseñas o valoraciones.
Para ser seguros, los sitios web deben utilizar el protocolo https:// y estar vinculados a pasarelas de pago electrónico reconocidas como Visa, Mastercard o Paypal, entre otros.

Asimismo, es necesario realizar un seguimiento de nuestra cuenta corriente para comprobar los cargos de la tarjeta, o incluso avisar al banco para que compruebe nuestra cuenta o nos informe respecto de determinados cargos.

3. CORREOS ELECTRÓNICOS. Evita abrir emails no dirigidos a ti, especialmente con adjuntos

Huye de los correos en los que, a pesar de dirigirse directamente a ti, te redireccionen a páginas web externas para corregir datos personales o de servicios diversos —especialmente las bancarias o administrativas-. Tu banco nunca reclamará un cambio de datos a través de un simple email.

4. MÓVILES. Protege el acceso a tu teléfono

En los móviles almacenamos toda nuestra vida (comunicaciones sociales, contraseñas, acceso bancario, fotos…) y por eso es tan necesario proteger bien el acceso al dispositivo, mediante contraseñas seguras, huellas dactilares o patrones. Si lo perdemos o nos lo sustraen, nuestra información dependerá de ese filtro que hayamos establecido.

Cuando no tengamos el dispositivo durante un período largo (por ejemplo, si lo prestamos o por reparación lo dejamos a un servicio técnico), o si lo vendemos, es conveniente restaurarlo a los valores de fábrica (tanto de software como de datos). Igualmente, debemos acostumbrarnos a realizar copias de seguridad de nuestro dispositivo periódicamente, para minimizar la pérdida de datos en caso de pérdida o avería.

5. REDES SOCIALES. Accede desde conexiones seguras

Para el acceso a tus perfiles sociales, así como cualquier otro servicio digital que comporte la identificación o el acceso a información personal, evita utilizar líneas Wi-Fi públicas o compartidas. Sin mecanismos de encriptación ni redes privadas virtuales (VPN), debes evitar utilizar redes WiFi abiertas, a menos que sea para una simple navegación web, sin acceso a datos personales.

6. CONECTIVIDAD. Protege las redes de casa o del trabajo, con routers Wi-Fi que sean compatibles con distintos niveles de seguridad.

Cambia las contraseñas que tiene por defecto el aparato y sus servicios, y eleva el nivel de seguridad Wi-Fi (a protocolos WPA o WPA2, por ejemplo).
En caso de incidencias o bajadas de rendimiento inexplicables, es necesario controlar los dispositivos conectados a nuestra red para detectar intrusiones, cambiar sus contraseñas y elevar sus niveles de seguridad.

7. EQUIPOS CONECTADOS. Vigila también la seguridad en los aparatos que se añaden a tu conexión a Internet

Como televisores, videoconsolas, aparatos de reproducción en tiempo real (streaming) de vídeo o audio. En este caso, es necesario consultar a los fabricantes y llevar a cabo las actualizaciones necesarias.

8. ÚLTIMAS VERSIONES. Actualiza el software del ordenador, el teléfono móvil o la tablet, para disponer siempre de las últimas versiones.

Actualizar es muy importante, porque las nuevas versiones incorporan parches de seguridad frente a los últimos ataques. Debes actualizar el sistema operativo y los paquetes tipo Office o el software de uso general, como el de navegadores y sus complementos (plug-ins), lectores de archivos en formato PDF (por ejemplo, Acrobat), Java etc.
En general, todos los programas de uso habitual, aunque sea indirecto y en segundo plano (lectores de archivos PDF, Java, Flash Player, etc.), deben estar actualizados.

9. NAVEGADORES. Deshabilita los complementos obsoletos de los navegadores

Los navegadores suelen llenarse de búsquedas o de utilidades especiales que, en algunos casos, recopilan nuestros datos de navegación o sencillamente pueden ser caminos para introducir virus o malware en nuestro equipo.

Todos los navegadores incluyen, en sus opciones de configuración, controles para sus complementos (plugins) que permiten desinstalar o inhabilitar aquellos más dudosos u obsoletos. Hay que vigilar este aspecto cada cierto tiempo, porque algunos complementos se instalan como programas y pueden ser difíciles de encontrar. Por tanto, tendremos directamente que desinstalarlos.

10. BÚSQUEDAS. Para que tus búsquedas en Internet sean privadas y evites el uso de cookies, puedes…

– Activar los modos privados de los navegadores
– Pedir a los buscadores principales (Google y similares) que borren nuestros datos (en Google se puede realizar mediante el panel de control)
– Avisar a las páginas visitadas que no queremos ser seguidos (los navegadores incluyen opciones “Do not track”)
– Borrar y controlar el uso de las cookies en el navegador para que no recuerden nuestra actividad, en los sitios web que hemos visitado.

Para mantener nuestra información a salvo no debes bajar la guardia. Si sigues estos 10 hábitos de seguridad, podrás mantener tus datos lejos del alcance de quienes quieran utilizarlos sin permiso o de forma fraudulenta. Es cuestión de interiorizar estos consejos y aplicarlos en tu día a día.

Ayuda digitalización Pymes y Autónomos

Todos los tips de ayuda para la digitalización de pymes y autónomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *