Marketing digital para pymes: estrategias y consejos

Marketing
Marketing digital para pymes: estrategia de diferenciación
Share

Según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en España hay 2.858.532 empresas y autónomos, a fecha de abril del 2017, una cifra considerable con la que nuestra micropyme debe competir cada día. Con tanta cantidad de rivales a los que hay que sumar el mercado global de Internet, elaborar una estrategia de marketing supone la diferencia entre vivir y asentarse o morir en el intento.

Pero, ¿qué significa elaborar una estrategia de marketing digital? Michael Porter, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard apuesta por un concepto claro: la diferenciación.

¿Cómo puede una pyme elaborar una estrategia de diferenciación dentro de su plan de marketing digital?

Si tenemos en cuenta que está todo inventado (o casi todo) y que no somos Einstein para descubrir un nuevo concepto o técnica revolucionaria para nuestra pyme, deberemos invertir en hacernos diferentes frente al consumidor.

Una estrategia de marketing digital en una pyme debe ir necesariamente vinculada a la estrategia offline que tengamos, es decir, tu página web o tus redes sociales, como principales canales de comunicación online deberán ser consecuentes con tu empresa real, su capacidad productiva y su forma de comunicarte con el cliente.

El posicionamiento por diferenciación supone segmentar, es decir, desechar unas opciones para reforzar otras. Lo bueno, bonito y barato ya no existe, al menos no en las mismas proporciones, o somos muy buenos en la calidad o somos muy baratos en el precio. Aunque el consumidor busque «las tres b» realmente estará seleccionando una de ellas.

¿Por qué mi producto o marca es distinta?

Piénsalo, es una pregunta fácil, pero debes ser honesto contigo mismo y con tu empresa. Una vez que tengas la respuesta puedes determinar el plan de marketing digital para tu pyme.

Precio. Bajar el precio no es la mejor opción, pero sí la más cómoda. Por desgracia, además suele ser la más común en España y la menos conveniente para el futuro de cualquier empresa. Obliga a aplicar economías de escala, es decir, a alcanzar un mayor nivel de producción para ir produciendo más a menor coste. Este tipo de economías son viables en grandes compañías, pero no en pequeñas y medianas empresas.

¿Por qué bajar el precio es una mala opción para una pyme?

  • Puedes bajar el precio, pero no calidad. Tus clientes seguirán exigiendo lo que las grandes compañías les ofrecen. Resultado: más clientes, menos satisfechos e ingresos iguales o inferiores.
  • Vender mucho para abaratar costes puede ser rentable en el caso de una producción en cadena de productos concretos, cuando se trata de servicios personalizados, no puede suprimirse la atención al cliente para reducir costes porque aumenta la insatisfacción del mismo.

Exclusividad. Si no podemos competir con precio, sí podemos buscar todo lo contrario. Vender un producto o servicio único, que sea difícil de encontrar en la competencia. Aquí entran varios conceptos, como es el caso de la atención y la fidelización. No se trata tanto de ser único, sino de transmitir esa sensación a cada cliente.

¿Cómo encontrar esa diferenciación como estrategia de marketing para pymes?

    1. Investigación: invierte en estudiar a tu competencia, sin perdarla de vista. En lo que falle, tu deberás destacar. De hecho, la tendencia que sigue la empresa del futuro es la pyme asociada con otras pymes, cada una especializada en una área o segmento.
    2. Cliente, el centro de nuestro plan. Debemos olvidarnos de cómo venderle para pensar en qué necesita. Ni estadísticas, ni balances, ni estudios… tu cliente es el que manda, sus necesidades, tus prioridades a satisfacer.

Valor añadido. Contenido, transporte, rapidez… este tipo de estrategia va ligada a la diferenciación, pero enfocada al servicio. Por ejemplo: en la tienda online de nuestra pyme podemos destacar por el envío rápido frente a las grandes compañías, que transportan los productos desde China o desde Europa. También podemos generar ese valor añadido a través de información del producto, con un análisis, comparativas, vídeos, tutoriales… El cliente entenderá que detrás de ese trabajo hay una empresa seria con un buen servicio posventa.

Servicio. Piénsalo. Tu pyme destaca por su cercanía, por su atención directa al cliente. En el medio online, dentro de la estrategia de marketing digital, debemos mantener esa forma de trabajo. ¿Cómo? Muy sencillo, a través de formularios, banners donde llamamos al cliente a escribirnos o llamarnos, una zona de blog donde mostrarnos cercanos o las redes sociales, el tú a tú online de cada empresa.

Si tienes una pyme, tienes un tesoro y aunque todavía esté escondido, con este mapa que te hemos presentado, podrás trazar las líneas adecuadas para conseguir que la estrategia de marketing digital de tu pyme sea todo un éxito. Te recomendamos que apuestes por empresas de marketing online que puedan asesorarte y desarrollar una presencia web adecuada a tu negocio y a tus posibilidades. No lo dudes más… ¡A navegar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies