10 claves para escoger un buen logotipo para tu empresa

Diseño web Marketing
Infografía Claves para diseñar un buen logotipo
Share

Elegir un buen logotipo no es cosa de niños y requiere de profesionales especializados que puedan ofrecer esa imagen que tu negocio necesita.

Parece fácil, un dibujo, con líneas y colores, ¿cosa de niños? ¡En absoluto! Elegir un buen logotipo para tu negocio, que encaje con tu filosofía de empresa, con el target de mercado y además consiga el impacto que buscamos es una tarea difícil y costosa.

La primera impresión de tu empresa

Un logotipo supone el primer impacto que nuestra empresa genera en un cliente potencial, es decir debe transmitir todas las sensaciones que queremos que el cliente perciba sobre nuestro negocio. La identidad visual de una empresa es mucho más que formas bonitas y colores llamativos. Sin una estrategia, esa imagen puede pasarnos factura a la larga, dificultando transmitir el mensaje que queremos.

Vivimos en un mundo visual y competitivo, donde la primera impresión es la que nos diferencia de ser ese comercio de al lado o esa tienda invisible en medio de una gran plaza pública.

Ya seas un nuevo emprendedor o tengas un negocio que va por la segunda generación familiar, si quieres transformar y crear una identidad corporativa fuerte y competitiva, te recomendamos estas 10 pautas a tener en cuenta.

10 pautas para elegir un buen logotipo para tu empresa

1 – Originalidad. Copiar un logotipo no sólo es ilegal, sino que además es contraproducente si queremos dar una imagen rompedora, diferente y única. Las empresas pueden llegar a nuestro logotipo a través de distintas herramientas fáciles de utilizar y bastante fiables, por los algoritmos que utilizan. El propio Google incorpora un buscador de imágenes, que capta los píxeles de las fotos para decirte si tu imagen está publicada en otras páginas web. Así que ya sabes, la originalidad te hará ganar puntos, crear una imagen de marca fuerte e independiente y evitará una bonita multa que dependiendo del plagio, puede tener unos cuantos ceros de más.

Evita el plagio en el diseño de tu logotipo

Diseña un logotipo original y evita el plagio.

Un ejemplo de plagio del logotipo de los Juegos Olímpicos en Río del 2016. ¡Es que son idénticos!

2 – Calidad. No todas las imágenes valen para crear un logotipo, ni todos los tamaños ni formatos. Debes tener en cuenta que tu logotipo no sólo estará destinado a las tarjetas comerciales que vas a imprimir. También será tu imagen de fachada, el de ese cartel de esa feria que todavía no has organizado y por supuesto, tu logotipo estará plasmado en tu web, pixel a pixel. De esta manera, si la imagen es pequeña, borrosa o pixelada, no podrás reutilizar el logotipo para la imagen general de marca, creando un “caos corporativo” sin coherencia, sin orden ni estrategia.

Para apostar por la originalidad y la calidad, te recomendamos que pienses en un profesional o empresa de diseño gráfico que pueda utilizar los programas adecuados (Adobe Illustrator o Corel Draw) y las imágenes en alta resolución.

 

Estilo vintage en diseño de logotipos

Estilo vintage en diseño de logotipos

3 – Tendencias. No hace falta ser un diseñador gráfico para identificar un logotipo “viejo” de uno “nuevo” Las tendencias en diseño gráfico nos rodean con miles de impactos diarios. Carteles, publicidad, envases, televisión… el bombardeo de tendencias está en el aire, en tu comida, en tu conexión a Internet, en la ropa que vistes… Entre las últimas tendencias de diseño que podemos encontrar para este 2017 permanece el Flat design, es decir, el diseño limpio, minimalista, con letras planas y poca combinación de colores. Aunque resulte contradictorio, esta línea de colores y formas simples convive con el estilo vintage de logotipos de textos y formas más elaboradas, pero sin demasiada carga cromática. Puedes optar por distintos estilos, pero nunca jamas mezclarlos en una misma idea o concepto.

El estilo vintage en logotipos de negocios es ideal para sectores como moda, restauración o servicios de estética y diseño. Si tu target busca exclusividad, el vintage dará la nota de romanticismo o distinción a tu imagen de marca.

Flat design en logotipos

Logotipos con Flat Design. Youtube, por ejemplo.

El Flat Design de logotipos puede encajar en muchos más sectores. El Flat está directamente vinculado al Responsive Design, es decir nació con la revolución smartphone y con la idea de que “menos es más” a través de iconos sencillos, claros y formas simples. Un ejemplo de diseño Flat lo tenemos en Youtube, en Android o en Google.

 

El color de tu logotipo

Elige el color de tu logotipo dependiendo del sector

4 – El color habla por sí sólo. Cada color evoca emociones o impulsa a determinadas acciones.

El rojo impulsa a la acción y puede usarse como reclamo, pero también agota y puede producir rechazo. Podemos usar el rojo, por ejemplo, para el ocio, el marketing, los deportes o la comida, pero siempre con moderación. No es aconsejable para sectores de belleza, naturaleza o artículos de lujo.

El azul es un color que evoca seriedad, constancia, compromiso… Por ese mismo motivo, es el color que muchas entidades bancarias suelen adoptar, pero tiene una desventaja, el abuso de varios tonos de azul o de tonalidades muy oscuras hace menos llamativo el logotipo.

Al igual que el rojo, el amarillo funciona muy bien como reclamo a la acción, es decir, para botones en tu web o para folletos publicitarios si queremos generar mucho impacto en poco tiempo. Tampoco podemos abusar de él, pues resulta un color muy agresivo a la vista y genera agotamiento de forma rápida. Para evitar esta sensación, podemos optar por tonalidades más suaves, que transmitan mayor serenidad.

El verde es un color que funciona muy bien, pues genera una sensación armónica de bienestar, naturaleza, frescura… pero sólo enfocado a empresas que evoquen esos sentimientos (casas rurales, restaurantes tradicionales, deportes, comercio ecológico..) Si nos dedicamos a otro tipo de sector, puede resultar contraproducente.

5 – Piensa en tu cliente, ¿qué espera de ti? A la hora de seleccionar un buen logotipo no debes pensar en tus gustos sino en los que tu target comercial ¿A quién quiero vender? ¿qué edad tiene de media? ¿y sus gustos? Si analizas tu target, tendrás tu perfil de negocio y podrás seleccionar la cromática, el estilo y la imagen de marca que mejor encaje en su perfil.

6 – La tipografía puede ser tu mejor icono. Coca-Cola, Ray-Ban o IBM son ejemplos claros, donde la tipografía se convierte en símbolo de marca. La tendencia actual de tipografía es bastante variada, desde el estilo “escrito a mano” hasta el uso de tipografías comunes, como Arial o Verdana, combinadas con un tono de color y distintos tamaños de fuente. Este último enfoque abunda en los diseños más Flat y minimalistas, que antes hemos mencionado.

Podemos optar por tipografía con icono, evaluando un manual corporativo donde el icono pueda ir sólo o acompañado, según el soporte y promoción que busquemos; o por tipografía con un favicón, que sería la versión reducida, para colocar como distintivo en la navegación de nuestra página web. Por ejemplo, en este blog, la dTec es el favicón o versión resumida de nuestro DigitalizateC.

7 – Icono del logotipo. Muchas empresas, en un intento de superarse en originalidad buscan iconos abstractos como imagen de marca. Esta opción es muy arriesgada, porque podemos confundir o desvirtualizar el sentido de nuestra empresa. Todos recordamos el logotipo de Nike, el de Apple o el de Android, pero son firmas que han invertido millones en marketing de marca o Branding para asociar el icono a la firma. Si nuestra pyme es pequeña y queremos llegar de forma fácil al cliente, un icono sin texto integrado puede resultarnos muy contraproducente.

8 – Se consecuente, no cambies. Si ya te conocen por un color, por una imagen o un estilo, no pierdas ese valor añadido de años de duro trabajo. Para darle un lavado de imagen al logotipo no hace falta perder por completo tu identidad corporativa. Puedes apostar por simplificar formas o colores, manteniendo la esencia de la imagen. Los cambios drásticos en publicidad no suelen tener muy buena acogida, sobre todo si no van acompañados de una inversión publicitaria o un cambio radical en la propia compañía. Para una Pyme puede suponer que el cliente piense que el negocio ha cambiado de manos, perdiendo credibilidad y confianza.

9 – Una idea fácil y accesible. Los grandes logotipos parten de conceptos simples. Si te fijas, por ejemplo, en el logotipo de Amazon, el concepto de la flecha que lleva de la “a” a la “z” es la idea principal, que se traduce en totalidad de productos o servicios. También tenemos otro genial ejemplo de simplicidad creativa en el logotipo de FedEx. Por si todavía no te habías dado cuenta, el “Ex” dibuja una flecha, que simboliza la rapidez de envío. Estos sencillos conceptos nos trasladan a una idea principal relativa al producto o servicio que prestamos.

10 – Paciencia, tu gran aliado. Un buen logotipo no causa efecto al instante y tampoco es sinónimo de éxito empresarial. Si al logotipo no le acompañamos una estrategia comunicativa y un plan de marketing relacionado, no obtendremos resultados. Tampoco puedes esperar que sea el pilar fundamental de éxito de tu negocio, si tu empresa no aporta valor añadido ni diferencial frente a la competencia. Acompaña tu estrategia gráfica de otra empresarial, offline y online, con redes sociales, página web, posicionamiento SEO OnPage etc.

Después de todos estos puntos, ¿te sigue pareciendo fácil crear tu logotipo? ¿Crees que invertir en su diseño o en una buena estrategia de marketing y publicidad es rentable? Seguro que te hemos dado motivos para pensarlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies