Redes sociales de empresas: 5 errores frecuentes

Social Media
Share

Las empresas que cuentan con presencia en redes sociales suelen cometer estos 5 errores frecuentes. Si deseas apostar por la comunicación social, toma buena nota y apuesta por un social media de calidad.

5 Errores en redes sociales que cometen las empresas

Errores frecuentes en redes sociales que cometen las empresas

Error 1: No determinar la red social más adecuada a tu público y a tus intereses

El principal error que suelen cometer las empresas en redes sociales es no elaborar una estrategia adecuada y seleccionar mal qué red usar y cómo utilizarla. Dependiendo del sector y de tu tipo de comunicación con el cliente, hay redes sociales más adecuadas y otras que deberías obviar, sobre todo si no vas a poderlas mantener actualizadas. Una red social descuidada es un escaparate obsoleto, frío y cerrado al público, que puede acabar por volverse incluso en contra del propio negocio, siendo el rincón de la WWW donde acaben todas las críticas o valoraciones sin recibir ninguna respuesta. Ante todo y en primer lugar debes pensar. ¿Me interesa estar presente en esta red social? ¿Cómo puedo aprovechar este espacio para mejorar mi atención o para promocionar lo que hago o vendo?

Si tu objetivo es conseguir networking o colaboradores para tejer una estructura de trabajo donde las sinergias permitan mejorar tu servicio, entonces tu red social es LinkedIn. En cambio, si lo que buscas es promocionar tus productos tus redes sociales serán las más generalistas Facebook e Instagram. Por último, si quieres amplificar tu valor de marca, posicionándote como experto, deberás utilizar Twitter. Si nos retrotraemos al aspecto inicial más comunicativo, determinar el canal condicionará el mensaje y el receptor. Importa tanto el qué decir, como el dónde hacerlo.

Error 2: Crearse un perfil personal en Facebook para gestionar una empresa o marca

En Facebook, el principal error que cometen muchas empresas es el de tener una presencia «personal». En ocasiones, por la comodidad de obtener seguidores de forma más fácil, o por simple desconocimiento, las firmas gestionan su presencia en Facebook a través de cuentas personales, que de ser detectadas por Facebook, pueden desaparecer.

Si ya has creado una cuenta personal y no deseas empezar desde cero en una página de empresa, lo ideal es que migres una cuenta personal hacia una página de Facebook. Además, de seguir la normativa de Facebook, podrás aprovechar todos los recursos y herramientas más avanzadas que Facebook pone en manos de sus páginas empresariales. Además de migrar tus contactos, también podrás seleccionar qué fotos o vídeos puedes transferir a tu página. Facebook ha incorporado una opción rápida para convertir tu perfil en una página de Facebook basada en ese mismo perfil.

Error 3: Cuidado con la foto de perfil de LinkedIn

No sirve de nada que cuides la descripción de tu currículum, si descuidas la imagen de tu presentación. Tu imagen de marca debe ser fiel a tu profesión y aspiraciones laborales. Ni todas las fotos deben ser formales, ni excesivamente informales. Si te dedicas a un ámbito más lúdico o deportivo, puedes mostrar un aspecto informal, pero ante todo cuidado. Huye de las fotos de carné, de orla y por supuesto a los selfies de vacaciones. Es mejor que optes por un fotógrafo profesional o una imagen sacada dentro del ámbito profesional, durante un congreso, una presentación, reunión o en tu propio puesto de trabajo.

Además de la concordancia estética de la imagen, debe tener una concordancia técnica. Las diferentes redes sociales tienen unas medidas predeterminadas para las fotos de portada o de las publicaciones.

En Facebook, las medidas de la foto de perfil de Facebook son de 180 x 180 px y las de la foto de portada son de 851 x 312 px. Para que la foto de las publicaciones no se recorten automáticamente, deben tener un formato cuadrado de 1200 x 1200 px. Si tus fotos se heredan de un enlace, como por ejemplo de un blog que gestiones, deberás tener en cuenta el tamaño de foto del artículo, que debe ajustarse a 1200 x 628 px. De esta manera tu foto no se minimizará en la previsualización establecida a través del enlace. La imagen de perfil de Linkedin debe ajustarse a un tamaño de 400 x 400 px y la foto de portada, a las medidas de 800 x 200 px. Para perfiles de empresa, la imagen de portada debe disponer de 1536 x 768 px.

Error 4: Reciclar el mismo post para diferentes redes sociales

Si el discurso es diferente en el cine que en el teatro, con las redes sociales pasa algo parecido. El copy (texto superior de tu post) debe variar dependiendo de la red social donde estés publicando. Al automatizar las mismas publicaciones para distintas redes sociales, estamos obviando las peculiaridades técnicas y el público objetivo de cada plataforma social.

En Instagram, la imagen es el motor del post y complemento del mismo. Deben integrarse por completo, sin enlaces (las publicaciones en Instagram no admiten enlaces) elaborando un mensaje más visual y dinámico. Por contra, Facebook admite enlaces (es un aspecto clave, de hecho) y un texto más largo o explicativo. Si utilizas las menciones a otros perfiles, deberás modificar el texto necesariamente, porque la @dirección de cada persona cambia en las distintas redes sociales y en Facebook debes seleccionar al perfil o página que mencionas, para que se efectúe la mención y pueda recibir notificación al respecto.

Error 5: ¡Ojo con los abusos en redes sociales!

El usuario penaliza quien #abusa #de #los #hashtags

Un hashtag es una etiqueta que sirve para facilitar la búsqueda a través de una red social. Si es una etiqueta, debe ser útil para describir esa información y debe ser común para el usuario. Si estamos publicando un post sobre Redes sociales: 5 errores frecuentes de las empresas, puedo acompañarlo del hashtag #redessociales #socialmedia o #Facebook, pero sería un error por mi parte colocar parte del copy o aspectos descriptivos más generales del post como etiquetas del mismo (#interesante #errores #léelo …) Otro gran fallo no sólo afecta a la calidad de los hashtags sino a la cantidad. Se recomienda no colocar más de 4 hashtags por post.

No abuses de contenido propio. Sigue la regla 80/20

El «Yo» y siempre yo cansa (y mucho) al usuario en Internet. Cuando alguien se conecta a su perfil en Facebook, por ejemplo, desea poder ver contenido que sea relevante y variado. Si en tu empresa sólo detecta publicaciones corporativas o comerciales, lo más probable es que opte por dejarte de seguir, abandonando tu canal social comunicativo. ¡No permitas que ocurra! Por norma general, deberás optar por seguir el patrón de la Regla 80/20, en el que puedas balancear tus publicaciones de tal manera que el 80% de lo que ofrezcas en redes sociales debe proporcionar valor y el 20% restante puede ser venta directa o publicaciones corporativas que busquen mejorar tu imagen de marca.

Aunque para muchos suenen obvios, lo cierto es que estos 5 errores en redes frecuentes en redes sociales acompañan a muchísimas empresas en su vida social, dificultando una comunicación efectiva y un aprovechamiento real que las redes nos pueden brindar para amplificar el conocimiento de nuestra marca, producto o servicio. ¡No caigas en ellos!

¿Quieres tener presencia en redes sociales? Consúltanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies